La princesa no ríe, la princesa no siente.
La princesa persigue por el cielo de Oriente
la libélula vaga de una vaga ilusión.
Rubén Darío

En aquel tiempo yo tenía el sueño de una libélula entre los juncos del corazón.
Juan Carlos Mestre

En esos momentos de encuentro
entre la luna que sale y el sol que entra
las rojas libélulas.
Haiku

~Yo escribo lírica con sonrisas, en prosa.~
Tempus fugit. Carpe Diem








domingo, 30 de enero de 2011

Que sea feliz

-Gracias por llamar.
 Y lágrimas al otro lado del teléfono. Por fin, ese ansiado sabor salado en los labios, sonrientes. Una media luna.

Y recuerdo lo ridícula que me sentí cuando lloré lágrimas de impotencia ante su indiferencia. La manera tan estúpida en que hundí mi cara en la almohada para esconder mi vergüenza. Pavor de desperdiciar mi agua por alguien que ni siquiera mira en mi dirección. Pavor de cargar cada una de esas lágrimas con el mismo deseo.
"Por favor, que sea feliz." , "Por favor, que sea feliz"

Recuerdo cómo escondí mi llanto en el silencio de aquella noche.
Y recuerdo cómo hoy, he sido capaz de hablar sin notas de rencor en mi voz.

"Pero no seas tan buena. Me dan pena las personas buenas como tú"




Feliz cumpleaños D.Sé feliz.

sábado, 29 de enero de 2011

A Laura

No sé ni cuándo ni cómo te hiciste este hueco dentro de mí. Ni me importa. El caso es que aquí estás.

Eres el sabor dulce que se me queda en los labios después de palabras amargas. El sabor de saber que seguimos ahí, a pesar de todo.

De todo cuanto hemos vivido ya, y de todo cuanto nos queda por vivir.

Sabes cielo, que fuiste tú quien me ayudó a quitarme el peso de uno de mis siete pecados originales.  Sabes que fuiste tú quien transformó mi envidia en admiración.
Admiración por ti, que eres quien eres hoy. Y no por gracia divina, sino porque te esforzaste día tras día para ser tan maravillosa como eres.

Ojalá supiera otra manera de decirte que realmente te quiero. No con amor del caro. Ya sabes, es que ese se compra con dinero. Yo te quiero con ese otro amor hecho de años de sonrisas y lágrimas compartidas. Ese hecho de coger tu meñique cuando paseamos. Ese de buscar mi mano debajo de una almohada.

Y lo que nos queda...

Feliz cumpleaños, Laura. Te has convertido en una flor preciosa. Y no sabes cuánto me alegro de poder mirarte cada día!

Abuso Escolar

Hoy no me apetece escribirle al amor. Ni a la nostalgia. Ni a ése, ni al otro y al de más allá. Hoy desperté escuchando a una madre llorar porque su hijo sufre abuso escolar.
Hoy necesito criticar porque estoy indignada. Indignada con alumnos. Indignada con profesores. Indignada con el mundo en realidad, que un instituto no es más que el reflejo de la sociedad que tenemos.
Podrida sociedad.
Mientras uno se revuelca en su barro como los cerdos, otro recibe daños irreparables. Físicos, psíquicos ¿qué más da? Y los demás callan.
Podrida sociedad dominada por unos pocos. Por la ley del más fuerte. ¿Del más fuerte? Estoy segura de que si al menos tres niños se aliaran en su contra, no se atrevería a ponerle un dedo encima a nadie. Y cuando digo "ponerse en su contra" no me refiero a pagarle con la misma moneda. Que entonces estaríamos en las mismas. Pero claro, divide y vencerás.

Es muy fácil tender la mano cuando se trata de un problema leve. Pero, ¿y cuándo se trata de algo así? ReaccionEMOS.

Podrida sociedad de cobardes...

Morderme los labios.

Ya has encontrado el mapa de mis sonrisas.
Y has conseguido que algunas larvas se conviertan en mariposas carnívoras.
Tú ya terminas algunas de mis frases.
Y yo ya me muerdo el labio inferior porque estás lejos, porque no encuentro los tuyos.

¿Sabes ya lo que es odiar el tiempo?
Nuestras bocas encajaron aquella noche, bajo la luz de la luna llena.

miércoles, 26 de enero de 2011

Mi almendro

Lunesmartesmiércolesjuevesviernessábadodomingo, lunesmartesmiércolesjuevesviernessábadodomingo, lunesmartesmiércolesjuevesviernessábadodomingo...
Frenética y Corre y Llegas tarde. Exámenes y No te va a dar tiempo. Se te olvidó hacer eso Y  también lo otro. Vamos, vamos, vamos. Estudia. Sube y entra y baja y sal. Abrígate que hace frío. ¿Qué haces con la cabeza en las nubes? Tema 12... Y quiero y no puedo. Escribe. Redacta. Piensa. Memoriza. Y de repente: Ah... respira.

Detente a inhalar la vida, que se te está deslizando entre los dedos.
¿Te diste cuenta? El almendro ha florecido.




No aprietes.

Como un pájaro en la mano. Si aprietas, se ahoga. Si abre la mano, vuelta.

No me ahogues entre palabras bonitas.
 No me llenes los oídos de amor. 
Que ya me había costumbrado al silencio, al fin y al cabo.

 Yo no necesito sonidos para escucharte.

martes, 25 de enero de 2011

Indiferente

Suelo sentirme indiferente ante su indiferencia.
Pero, ¡ay ojitos! Cuando os tornáis a mirar su mirada ausente...

¿Será posible que después de una ola ni siquiera quede espuma?

domingo, 23 de enero de 2011

Retales de un amor (I)

-Y si eres fácilmente atosigable te aguantas, porque el próximo día que te vea, te enteras.
-Estás aún más guapa cuando sonríes. ¿Ves? Así, así.

Sí, así, así, y llegas al corazón.

Que me busques, que me encuentres y que me pilles. 

Como el sabor de los caramelos.
Cuenta todas las gotas de agua, las moléculas de aire, los granos de arena y las estrellas y multiplícalo por infinito.
Y una sonrisa de infinito a infinito.

sábado, 22 de enero de 2011

Eres admirable

"Si todo eso es verdad. Chapó. Eres admirable"

Y no bastaron más palabras para hacerme llorar.

Comprender la belleza de las lágrimas.

La misma fuerza que tienen las flores al crecer buscando la luz del Sol.

Y no conozco otra manera de vivir:
no voy a ser más complicado q una flor,
ya se que mientras tenga fuerte la raíz
el propio llanto regará mi corazón

Donde se llora con la delicadeza de las flores, crecen árboles fuertes.
Aquí, donde lloran las libélulas.

Intentémoslo

Por persistente, por cabezota, por sentimental... por paciente.
Cada noche me llevaba el sabor de nuevos labios a la cama. Y tú, que no te habías llevado ni un sólo beso, seguías a mi lado cada mañana.

Corazón y Mente seguían sumidos en su pulso permanente.
Miedo me ahogaba y me repetía al oído esas palabras desagradables: ¿le quieres a él? ¿o quieres que te ame?
Una y otra vez. Duda, sentada en mis labios, no me dejaba decir nada en claro.
¿Y si no soy capaz de quererle como se merece?
¿Y si hoy lo elevo hasta el cielo y mañana lo dejo caer hasta el subsuelo?

"Esas cosas pasan"
Entonces, caigamos sin retorno sin pensar en el final.

Aceptas el riesgo, pero...
Tendrás que aprender a esperarme, porque raramente soy puntual.
Tendrás que saber que a veces puedo llegar a ser caprichosa.
Tendrás que saber cuánto necesito. Es extremadamente  fácil atosigarme. Pero también lo es dejarme morir por hambre de amor.
Tendrás que explorar cada uno de los rincones de mi cuerpo, conocer cada uno de mis lunares (sí, el del ombligo, y ese otro de la espalda, también). No te olvides de las cicatrices...
Tendrás que aprender a interpretar cada una de las sonrisas que regale al cabo del día... Saber cuándo pido un beso sin palabras...Saber que cuando lloro, no tengo por qué estar triste.
Y además, aprenderás el significado de las despedidas en una estación. Aprenderás a odiar los autobuses.
Por mi parte, te enseñaré todo lo que puedo dar.

Pero a cambio, tienes que (re)enseñarme a amar. Porque yo ya olvidé cómo hacerlo.

De momento me has hecho recordar esa sensación de querer detener el tiempo en un beso. Un beso que más que dos labios, son dos corazones.

Gracias por no dejarme sola cuando hacía frío.

No puedo prometerte la eternidad porque soy tan efímera como una flor. Pero puedo prometerte que disfrutaré cada segundo.
Y aquella horquilla que me sujetaba el pelo... puedes quedártela.

Las vueltas que da la vida

Y ahí están ellos, con el corazón en los labios.
Y aquí estoy yo, sin el corazón en el puño.
Yo, que fui su todo. Yo, que fui un apoyo. Ahora soy un simple observador...
Si nos importáramos, dolería pero...No duele.
Desde aquí, aunque ni siquiera lo sepáis... os deseo lo mejor...

Que la ames como no supiste hacerlo conmigo... Idiota...
Y que se reconstruya.
Que sean felices y coman perdices.

Sólo lamento una cosa...Ojalá fuéramos amigos.
Ojalá se hubieran dignado a mirarme a la cara
Ya no tiene sentido esconder nada.

martes, 18 de enero de 2011

150 de 600

En esta larga competición contra uno mismo que es la vida, pequeñas metas superadas.
En esta carrera en concreto, conseguí ser de aquellos elegidos, de esos 150 de 600.

-¿Recuerdas aquella entrevista que te dije que haría...?
-¿Qué? ¿les has asombrado a todos?
-Sí. Me han elegido a mí y a otros 149 más, de 600 personas.
-¡Wauh! Entonces has vencido a seis por lo menos! ¡Te abrazaría muy fuerte! Pero sabes que aquí en el tatami no puedo... Estamos en clase...Pero, estoy muy orgulloso de ti.
¡Tan feliz que la sonrisa se me sale de la cara!
Y lo mejor, es que todavía quedan cosas por hacer.

lunes, 17 de enero de 2011

Si no sabes lo que quieres.

Únicamente iluminada por el flexo de la mesa, sentada, de espaldas a la puerta. Entré en mi habitación y así fue como me vi. Suspiré, pero Yo seguía sumida en quiénsabequé. Así que decidí romper el silencio.
-¿Se puede saber qué haces levantada a estar horas?
-Estudio matemáticas.
-¿Es que tienes un examen mañana y lo has dejado todo para el último día?
-No.
Yo y mis respuestas monosilábicas.
-¿Entonces?
-Es para no pensar.
Miró al cristal de la ventana un momento, buscando mi reflejo. Nuestra mirada se encontró.

Callé unos segundos y cada una se sumió en sí misma. O sea, en mí misma. Ella volvió a apoyar el lápiz en el papel.
-Comprendo. Yo voy a dormir ya y tú no te quedes despierta toda la noche, que mañana no quiero estar cansada por tu culpa.
Hizo un leve movimiento con la cabeza y siguió escribiendo sin volver a buscarme en la ventana. Sabe que prefiero no saber sus sentimientos.

domingo, 16 de enero de 2011

En la estación

No me había dado cuenta hasta ahora de cuánto echaba de menos que alguien mirara cómo se aleja el autobús que me lleva casa.
Qué sensación tan agradable.
-----------------------------------------------
Niebla.
Rompía el silencio de la noche con el eco de sus pasos resonando en las calles vacías.
Estaba huyendo de las frases inconexas que chocaban contra las paredes de su cabeza.
Su pelo se balanceaba al ritmo de sus caderas. El vaho escapaba de sus labios de miel y formaba figuras efímeras.
Se ajustó la gabardina y hundió la cara en la bufanda.
Una farola parpadeaba, no había polillas al rededor. Se apagó cuando ella pasó.
Realmente hacía mucho frío para estar sola.
Pronto llegaría a casa y se quitaría los tacones junto a la chimenea.

Esquemas

Y pienso que (quizá) me gustaría sentir el roce de tu voz en mis oídos, mientras tus dedos se pierden en mi pelo. Despacio. Hasta que me durmiera. Y que callaras tus palabras con un beso. Un beso de esos sutiles, de los que casi no se sienten.
-------------------------------------
Odio que me rompan los esquemas. (Y el miedo que me da tener que rehacerlos)

sábado, 15 de enero de 2011

Historia de una estrella

Esta es la historia de una estrella. Bueno, una de las historias de la estrella...

Desde el cielo, la estrella nunca se había dado cuenta de los felices que eran los humanos cuando Cupido los atravesaba con la flecha del sí-correspondido. Nunca, hasta que llegó un chico... Un chico tan alto, tan alto, que sus pies tocaban la tierra pero su cabeza estaba siempre en las nubes. Se (re)conocieron y vivieron la más linda historia de amor... la más linda... una muy linda... una linda... una... una historia de amor que se acabó.
No fue que la estrella perdiera su luz... Fue que los ojos de aquel muchacho se acostumbraron. Fue que aquel chico se cansó de encontrar sonrisas que admirar...
Y la tristeza se hizo parásito del corazón de aquella estrellita.
Una tarde, la pequeña confesó sus temores a sus amigas las flores.
...
"Y es que es tan extraño tener miedo... Porque tengo miedo. Miedo de que nadie vuelva a quererme jamás."
Las flores rieron para tapar la congoja, asustadas de conocer ese miedo, rieron e hicieron reír a la estrella. Qué miedo tan ridículo ese, a estar sola.

Más tarde se quitó las gafas del amor y se dio cuenta de que aquel chico era en realidad un meteorito errante, un trozo de piedra rodeado de hielo que flotaba en su propio aburrimiento. Pero para entonces, la estrella ya se había dejado llevar por las órbitas de cometas fugaces, que la quisieran sólo una noche, cuando el Sol no la mirara...

Lo que nadie sabía era que un muchacho llevaba noches asomado a la ventana, observando a aquella estrella que escondía su cara tras una sonrisa. El astro percibió su mirada y escuchó lo que tenía que decirle.
"Te quiero"

Siempre le digo a esa persona que es especial, pero jamás le conté el por qué. Quizá fui yo, que no quería tener miedo, la culpable de esto. Quizá todo ocurrió porque tenía que ocurrir. El caso es que aquí estamos, creando recuerdos.

Eres importante porque me hiciste volver a creer en mi brillo. Eres importante porque "entre todas las constelaciones, yo"
Gracias, cielo.
Y que tengas un feliz cumpleaños, pequeño.

viernes, 14 de enero de 2011

Amanece

"Ahí está el ocaso, todo empurpurado, herido por sus propios cristales, que le hacen sangrar por doquiera."

Juan Ramón Jiménez
La belleza de ver sola los atardeceres, sin lágrimas que empañen la imagen.  

Si el dolor del ocaso es tan bello, es sólo porque sabes que, al día siguiente, volverá a Amanecer.
Que el dolor también es mortal. Y se mata a golpes de sonrisas.

En el seno de un abrazo, el Alba bajó los párpados de Ocaso lentamente, mientras observaba las últimas nubes salir de su boca.
Esperando en la oscuridad, resonaba el eco de su pensamiento:

 "pronto saldrá el Sol"
"pronto saldrá el Sol"
"pronto saldrá el Sol"
Iba acumulando sonrisas cuando decidió que la noche ya duraba demasiado.
Justo entonces, el primer cándido rayo de luz se posó en sus mejillas.

miércoles, 12 de enero de 2011

Voces

Una voz indefinida, desubicada.
Demasiado grave para ser soprano. Demasiado aguda para ser contralto.
Pero ahí está, perdida entre otras lindas voces.

Nadie se fija en ella, pero no le importa. Ella sólo quería cantar.
Pero ahí está. Con su breve registro. De Sol a Sol.



martes, 11 de enero de 2011

Regalos

Un regalo tan frágil que da miedo aceptarlo.
Por si lo ensucias de lágrimas, por si lo rayas con tus filos.
Porque conozco la sensación de estar ROTA y me niego a sentir el verbo ROMPER clavándose en mi piel.
Infinitivo y Participio. Causa y consecuencia.
"Y dichoso el árbol que es apenas sensitivo. Y más la piedra dura porque ésa ya no siente.." Y más palabras que sólo rellenan vacíos.

Los regalos importantes siempre abruman cuando flaquea la confianza.

"Es tan frecuente como extraño. Si no puede hacerte daño, no te hará feliz"♪♫



domingo, 9 de enero de 2011

Comprar, tirar, comprar

El mundo está enfermo. Y nosotros somos el virus.
El mundo está infectado de humanidad.
~Consumismo~

--------------------------------------------------------




"Vive más sencillamente para que otros puedan sencillamente vivir."
"Sé el cambio que quieras ver en el mundo" 
Gandhi.

Trocear

Te destrozan, destrozas, eres destrozado...
Y así sucesivamente, una y otra vez.
¡Vuelan trozos por todas partes!
Y a veces parecen ser la pieza que faltaba en algún puzzle.

Cuando mi pecho, mis brazos y mis labios encajan en los tuyos...

sábado, 8 de enero de 2011

Noche cerrada

"Le importas bien poco"
De repente, dejé de sentir el suelo y aunque todo estaba quieto, sentía mi cuerpo caer... irremediablemente.
Lo único que sabía es que no quería dormirme con esa frase en la cabeza. Así que la transformé, como siempre.

Si cuando se acuerde de mí, piensa "ojalá le vaya bonito"... A mí me es suficiente.

Me dormí, pero ya no sé en qué (quién) pensaba.
Esta noche hubo mucha niebla en la que perderse. No recuerdo haber encontrado la Luna.



Renovar

Año nuevo, vida nueva.
(Labios nuevos)

Renaces, y te das cuenta de tus alas.

To Continue

No, desde luego ya no le amo.
Pero cuánto daño hizo poder decir esa frase...

Cuando sientes el paso del tiempo en los labios... Cuando aprendes a amar el cobijo del olvido...
Cuando todo deja de importar porque dolió tanto, tanto, que perdió el sentido...
Cuando... ¿cuándo?
Justo ahora.


¿Hace cuánto que no buscas su mirada? 

martes, 4 de enero de 2011

Aire

Tan fuerte que se asusta el aire ♫

The wind is scared of my scarred heart.
El viento está asustado de mi corazón cicatrizado.


Cuando el corazón va en contra del viento

lunes, 3 de enero de 2011

Para hacerte fuerte

-¿Y qué puedes hacer tú?
-Yo... ¡montaré un taller de sueños!
-¿Y qué pretendes, hacerlos realidad?
-No. Yo no puedo hacer eso... Yo coseré los sueños rotos al cielo y los convertiré en estrellas. Para que te guíen en el futuro, para que te arropes con su manto cuando te sientas solo.
-¿Y no te hundirás más en tu miseria?
-¿Puede algo tan hermoso causar tristeza?

Mirar las estrellas y pensar en todo aquello que pude vivir.
Sonreír.


Extracto de << Conversaciones conmigo misma>> Ed. mi libreta en el fondo del cajón, junto a los secretos.

Los tipos de vacío

No es el vacío de las horas llenas de nada. No es el vacío de las bolsas de patatas llenas de aire.
No es el vacío de una caja sin sorpresa (que también)
Es el tipo de vacío que hay en una botella sin mensaje, ése que dejas cuando te bebes toda el agua.

Es el vacío que sientes cuando tus suspiros no llegan a ninguna ventana.

Suspiros que sólo llevan remitente, que no tienen piel en la que posarse.

But I...

I don't even try.

domingo, 2 de enero de 2011

Convertirlo en pasado

Cada año que comienza tengo el propósito de cerrar el año que ha terminado.
Se acabó el camino del rencor, que es una calle sin salida.
Cuando aprendes a aceptar, todo comienza a ser mas fácil. Y simplemente, sigues.
Desechar lo que duele...

Tan acostumbrada ya a esta llaga que me siento rara si no noto cómo escuece la cicatriz.
Me niego a vivir esclava de mis heridas pero...
Renunciar al dolor es acabar con ello definitivamente. Renunciar a todo (aunque yo ya no apostaba por nada)
Catalogar como recuerdo, sin vuelta atrás.

Que un pasado tan brillante ni siquiera esté presente hoy.

Comprendedme, es el sabor que queda cuando ves que ya no hay más páginas que leer. Que debes cerrar la pasta del libro.
Y dejarlo en la estantería, hasta que el polvo cubra todas las letras...


Que el 2011 nos dé muchas sonrisas que escribir...

sábado, 1 de enero de 2011

Esa no soy yo


Me busca y me busca pero no me encuentra. Mis labios escondidos de los suyos.
Y ahí estaba yo, bailando la danza de la Duda en solitario... pero con compañero...
Su brazo que me atrae hacia sí. Su brazo que me ahoga. Y la boca que acecha...
Basta basta, basta.
"Que no te conozco"
Y esa no soy yo.
Y ahí terminó lo que probablemente, tampoco habría sido nada.

Frenéticos, hijos de la noche, infectados por la música y liberando hormonas...



Yo sólo quería bailar...