La princesa no ríe, la princesa no siente.
La princesa persigue por el cielo de Oriente
la libélula vaga de una vaga ilusión.
Rubén Darío

En aquel tiempo yo tenía el sueño de una libélula entre los juncos del corazón.
Juan Carlos Mestre

En esos momentos de encuentro
entre la luna que sale y el sol que entra
las rojas libélulas.
Haiku

~Yo escribo lírica con sonrisas, en prosa.~
Tempus fugit. Carpe Diem








sábado, 16 de junio de 2012

Última entrada de este blog.

Queridos seguidores del vuelo...
Me mudo a otro lugar. He cambiado yo y tengo que adaptar el nuevo hábitat. 

Penas, todo el mundo tiene penas. Y todo el mundo sabe llorar de tristeza. Desde siempre he necesitado compartir mis emociones y comunicar lo que siento. Sin embargo, he aprendido que cuando esto sucede, las emociones se contagian. La alegría se multiplica, pero también las lágrimas. Y ¿quién quiere más lágrimas de las que ya tiene? Dicen que cuanto más profunda es la herida, más hermoso el poema.
Pero yo no quiero escribir sobre heridas. Quiero escribir sobre sonrisas. Y que el poema me quede igualmente hermoso.

Os dejo un enlace a la nueva entrada del nuevo blog y el enlace al nuevo blog normal, para que podáis seguir compartiendo mi vuelo (y mis sonrisas, ese es mi verdadero reto).

"...Mis queridas libélulas, recoged vuestros labios, párpados y otros enseres y desplegad las alas.
Nos mudamos."

www.sonrisasdelibelulas.blogspot.com


Muchísimas gracias a todos por haberme leído hasta ahora. Espero que lo sigáis haciendo y que sigáis disfrutando de lo que escribo.


Y especial agradecimiento a A. Me hiciste mejorar como persona.
Siempre tuya, una libélula.

lunes, 14 de mayo de 2012

Se me repite

Creía que las interminables noches de inundaciones hacían terminado. Pero han vuelto y yo sigo con mi barca hecha añicos.
Añicos del miedo que ha enraizado en los cimientos de lo que aún considero nuestra casa. El miedo y la inseguridad... y por tanto, la mentira. Ahora todo se me llena tanto de mentira que hasta se desborda de mis pestañas. Todo lo que una vez creí ya no son más que palabras que no dejan marca de ninguna boca sobre la mía, de ningún latido que escuchar... Quizá es el miedo al fracaso. Otra vez. Y esa eterna pregunta retumbando donde nadie más puede entrar, chocando y rebotando contra las paredes de mi cabeza, rompiendo todos los cristales por donde antes entraba la luz...
¿Por qué? ¿Por qué? ¿Por qué? 

¡Devuélveme todas estas lágrimas!.
Devuélvemelas, pero hazlo solo en forma de besos y abrazos suaves... que se están convirtiendo en carámbanos de hielo punzantes.


Devuélvemelas... porque todas ellas están perdiendo su identidad en este mar oscuro sin estrellas.

:-)

Qué fácil es sonreír cuando nadie ve tus verdaderos labios.

Que al final, las cosas que se nos quedan, esas que más pesan, son precisamente las que nos faltaron por decir y hacer.


Creo que me apetece ahogar lágrimas en una ducha de agua bien fría. Fría, fría... 
Para no notar la diferencia de temperatura entre mi cuerpo y...

sábado, 5 de mayo de 2012

Susurro de estrellas

El contador de segundos avanza y aumenta su cifra haciendo cada vez más evidente la ausencia de un latido, que de lejos, ya no se oye.

Entonces, cuando ya se había hecho muy pequeña, cuando casi se había rendido a Morfeo, rogó.

Vosotras, que cubrís todo con el mismo cielo. Brillad mucho y llamad su atención.
Susurradle al oído y acariciad sus pestañas. Contadle que me M. quiere atrapar y no sé cuánto tiempo más seré capaz de soportar el peso de mis párpados (y la carencia de sus besos). M. dice que puede hacerme soñar y que en el mundo de los sueños todo es posible. Creo que miente. En cualquier caso, un sueño inventado siempre será mejor que una realidad vacía. Eso es. Contadle que aunque me deje abrazar, estoy pensando en él. De hecho, si me voy, podré inventar los besos que no tengo. ¡M. secuéstrame y llévame a tu mundo! Podré crearle y llenar el hueco que tengo ahora en el pecho. Decidle, estrellas, que me voy para llenarme de su sonrisa, de su mirada. Que me voy para llenarme de él.
Y, una última cosa más. por favor... Decidme que él también estaba pensando en mí.

Cerró los ojos y se dejó abrazar por el Dios del sueño.


domingo, 22 de abril de 2012

Ilusa

Ilusa de ti si pensaste que no podía volver a ocurrir.
"Y es tan frecuente como extraño, si no puede hacerte daño no te hará feliz..."
-Saber que el riesgo existe no significa querer vivirlo.- Pero el café no responde nada. Y mientras tanto, se va enfriando.

Ya, quítate la capa de heroína. Ya no tienes que guardar silencio para controlar tu respiración. Ya no tienes que aparentar calma.

No sé hasta qué punto tiene sentido alimentar las ganas. No sé hasta qué punto es racional querer abrazarme con brazos ausentes ni sé...
Y aún así, hasta que no pueda más.

Es lo que tienen los animales con alas. Que pueden volar.- le dijo la libélula a la princesita.
Es lo que tienen los animales con alas...- Repitió la Princesita para recordarlo.


Tengo poco más que sonrisas para ofrecer. Y aún así...

sábado, 21 de abril de 2012

Aquellas horas

Echo de menos esas largas horas de descubrirme reflejada en tus ojos.
Esa sonrisa que se transformaba en suspiros para dejar salir alguna libélula. Esas estrellas fugaces desde sus ojos. Esas palabras que me pasaba horas releyendo hasta dejar el móvil sin batería.

Eran tiempos en los que no se hablaba de dinero ni de tiempo. Ni de heridas ni cicatrices.
Eran tiempos en los que sólo importaba la sonrisa permanente y, a veces, hasta estúpida.
No quiero creer que esas horas han pasado, no quiero creer que es el entusiasmo que ha dejado paso a la "monotoníadeltequiero".

Y creo que todo lo que estoy queriendo decir dando vueltas sin decir nada es que echo de menos aquellas horas, mis horas contigo y sólo contigo. Sin mis menos, sin tus más y viceversa.
Sólos tú y yo y nuestras libélulas.


"Llegó el momento de apagar las luces de neón
Sentarnos juntos, preguntar quién es, quién soy yo
Si el tiempo nos ha cambiado por completo
Si todavía queda algo de aquellas noches de verano
Cuando el sol nos sorprendía cada día desnudos en el mar
Muriéndonos de risa
Tratando de explicar cómo llegar tan solo con nuestros besos
Desde allí hasta el sol
Desde allí hasta el sol"




"Que te echo de menos. Y que te quiero"

A palabras necias

Y piensa cuántas veces se prometió no volver a ensuciarse la boca con su nombre.

Ahora queda escrito en tu hogar. ¿Vas a llenar la casa de promesas rotas?

"No hables si lo que vas a decir no es más hermoso que el silencio"

martes, 17 de abril de 2012

jueves, 5 de abril de 2012

creete la mentira

Créete la mentira o no podrás dormir. Créete que todo ha sido un mal sueño y que mañana despertarás como si nada hubiera ocurrido, como si las heridas no se hubieran abierto, como si no hubieras llorado, como si nada de esto fuera verdad.
Créete la mentira y duerme para poder despertar.



¿Cuántas horas pasarán hasta que me venza el sueño y deje de esperar palabras de su boca?

miércoles, 4 de abril de 2012

Calcetines

Tal y como preveía, te fuiste y yo me quedé. Me quedé con las ganas y una mancha que casi he conseguido borrar, la prueba de tu presencia en mi cama.

Leiva, con sus marionetas, me susurra al oído: Ya sé que todo está de más. Y sé cómo es de grande. La culpa pesa un kilo más para el que parte.
Pienso en ti y sonrío. Sé que en realidad no querías marcharte, aunque "por fin" llegara la hora.



¿Sabes? Llevo puestos tus calcetines.


lunes, 26 de marzo de 2012

Teoría de la relatividad

Ocurre que cuando dos cuerpos se acercan, en concreto el tuyo y el mío, se desvirtúa la realidad y se crea un nuevo concepto de espacio-tiempo en el que los segundos se traducen a la dimensión de milésimas y nos trasladamos a una nueva dimensión, totalmente independiente al mundo que hoy conocemos.


jueves, 22 de marzo de 2012

Una melodía

En realidad, es la melodía...

Imagino una escalera. Y colores.
Amarillo, rojo, celeste, rosa, verde, dorado... Flores y gotas de rocío que reflejan la luz que reciben. Espejos de plata.
Suaves y delicadas pinceladas de música.
Los martillos del piano golpeando las cuerdas del piano, mis pies ascendiendo.
Desde arriba se ve todo.  La infinita inmensidad que me rodea, claridad. La luz del Sol.
El cielo, nubes de seda, velos de misterio al fondo.
Noto como la luz de mi estrella, cálida, me enciende la piel. Es una melodía de esas que te revuelven hasta las vísceras, desde la médula hasta el último poro de mi piel. El vello de punta, como si quisiera alcanzar algo alto, muy alto. Y ya siento cómo empieza a apoderarse de mí desde el vientre. La sensación se expande por todo el cuerpo y se me derrama bajo los párpados. Sonrío.
Mis pies desnudos se elevan suavemente, despacio y siento cómo me separo del suelo. No son alas, pero igualmente acarician la piel. Entonces me dejo caer al vacío, a esas nubes de seda, velos de terciopelo... Y me encuentro desnuda; pero protegida. Me deslizo entre tules y pañuelos, entre secretos revelados y sueños desvelados, me deslizo entre compases.Es el violín, que acaricia al piano.
Me encuentro a mí misma, entre tantas cosas...
Sin impurezas, sin miedos.
Me siento yo, enteramente, y limpia.

Bañarse en rayos de Sol...


Gracias por crear la melodía capaz de reunirme conmigo misma.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Siempre queda lo importante

Tras eliminar las capas innecesarias, cambiar las sábanas, limpiar el polvo y sacar la basura...

Lo esencial sigue dentro.

Dime

Dime que se trata de una broma, que todo es un mal sueño y que ni tú ni yo dijimos esas cosas.
Dime que si intento acercarme no me rechazarás.
Y que todo esto ha sido por no querer hacernos daño.
Dímelo, pero que sea verdad.

No permanezco en silencio porque no quiera dirigirte mis palabras. Pero es que sólo se me ocurre decirte un te quiero y tengo miedo a que lo rechaces.

martes, 13 de marzo de 2012

Juntos

Que celebres conmigo mis derrotas, y nos emborrachemos del licor de mis triunfos.
Que yo estaré ahí para regalarte sonrisas cuando fracases y besaré tus éxitos.

Lo que implica la palabra juntos...

Te presto mis labios para que toques el cielo...

Sin darme cuenta

Y es sin darme cuenta, pero cuando sufro, te pienso. Un lugar al que huir, tus brazos. Aunque sólo fueran dos segundos, la fuerza necesaria para descansar.

Que después me veas seguir adelante, un "no pasa nada" de tu boca.

Tú, suficiente para hacerme sonreír.

Cosas que merecen la pena

Hay veces en las que seriamente me planteo si la falta de sensibilidad del mundo se deberá a que me dieron a mí un exceso.
Veces en las que me pregunto si arriesgar tanto tiene sentido, si invertir mi tiempo es necesario...Si no será sólo una mota de polvo en un universo infinito. Esas veces en las que me repito a mí misma que "Sólo tú puedes, pero que no puedes solo" Y la soledad se me echa encima. "Que de buena es tonta"
Quizá es verdad que sólo sé creer en utopías que se deshacen igual que la niebla cada mañana. Sueños efímeros, evanescentes.

Pero entonces ocurre que aparece de nuevo el optimismo. Es alguien que vuelve a encender la llama. (y las lágrimas, aunque no lo sepa)

-Después te doy un abrazo, ¿vale?
-¿Sabes qué? Que al final lo he pensado bien. Ya estoy decidida.
-Claro, nosotros vamos.
-Quiero decir que una gran mayoría es consciente del enorme esfuerzo que estáis haciendo las dos para sacar nuestros derechos adelante. Sólo me queda daros las gracias.

Son cosas que merecen la pena. Son personas por las que merece la pena. 
Gracias.

domingo, 11 de marzo de 2012

Cállame

Si vas a cerrarme la boca, que sea con la tuya.

Lo que hace respirar

Nos hemos cruzado pero tú no te has dado cuenta. Continúas adelante, riéndote con tus amigos mientras yo te observo unos metros atrás.
Creo que se para el tiempo,
y pienso, y siento que te quiero.
Pero no sólo eso, me doy cuenta inmediatamente después de que tú también me quieres.
Entonces respiro.
Sentirse correspondido, creo que es la mejor sensación que existe.
Puede que a ojos ajenos, parezcamos dos simples desconocidos que se cruzan sin mirar. Me hace gracia pensar  que pueda pasar desapercibido lo que sentimos el uno por el otro.

No me había dado cuenta, pero he echado a andar y ya estoy a unos segundos de abrazarte.
Giras, me miras y sonríes. Nos besamos.
Respiramos.

He de confesar...

que sí, que estoy celosa del aire que respiras.
Y que sí, que te quiero aquí y ahora.

Tantas horas esperándote que unas pocas palabras al final del día saben más bien poco.
Siempre tengo ganas de más...


Espero que, aunque no pudiera ver tus sonrisas, tuvieras un bonito día.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Lo último

Que sea tu voz lo último que escuche cuando termina el día.



Y por consiguiente, también lo primero.


Libélulas.



sábado, 3 de marzo de 2012

Para siempre

Como la lluvia, que cae hacia abajo. 
O el fuego, caliente...
Las estrellas permanentes en el cielo.
Por muchas hojas de árbol que caigan, hay cosas que nunca cambiarán. Inmortales, eternas...

Olvido mi humildad un momento para atreverme a decirlo... Por que si no ahora, ¿cuándo? 
Y es que tengo la sensación de que esto que siento se extenderá en la eternidad.


Quédense nuestros nombres grabados en el cielo.

jueves, 1 de marzo de 2012

Full Swing

Sentir que ambos formamos parte de una misma cosa.
Buscar tu mirada entre la multitud que nos separa. Buscarla y encontrarla. Y encontrarme a mí, mis ojos reflejados en los tuyos.
Sonrisas fugitivas que se deslizan silenciosas entre los gritos de la gente.
Indirectas escritas en un lenguaje que nadie conoce como nosotros, nuestro lenguaje.

Sentir que cuando la soga apriete, cuando "pinte negro", encontraré tu mano como la encontré aquel día.

No sé si eran efectos del café, de tu café, del tiempo que llevaba sin verte... Recordar lo mucho que me gusta tu voz, tu sonrisa, tu entusiasmo, lo mucho que me gustas tú.
Sólo sé que no podía dejar de sonreír...Esa sonrisa traidora que me delata.

Que estás especialmente guapo...

...Y yo, especialmente enamorada.

lunes, 27 de febrero de 2012

Ah si

Todo el día resonando el eco de tu nombre en mi casa vacía, buscando tu mirada en los espejos, para ver cómo me abrazas por la espalda y me besas la mejilla.
Pero sólo me veo a mí. A mí, echándote de menos.

Y cuando por fin te tengo al otro lado, escuchando lo que digo, se me atoran las anécdotas en la garganta y no sé qué decir. No me vienen las palabras y me ahogo en las ganas de ti.
Breve conversación y de nuevo el silencio.
Colgar y recordar justo después todo lo que fui anotando para contarte cuando tuviera la oportunidad.

"Ah, sí. Que esta noche dormí abrazando muy fuerte los peluches que me regalaste. Muy, muy fuerte."


Ojalá hubiera podido cambiarte por los peluches.

domingo, 26 de febrero de 2012

Todo encaja

Es sentirte lejos y a la vez tan cerca.
Sentir que todo vuelve a encajar, que todo vuelve a ser como lo necesito, en el lugar al que pertenece.
Las ganas de ti, a cada célula de mi piel, especialmente a las de mis labios.

Las estrellas, al cielo.
Quizá la prueba más fehaciente sea que las palabras vuelven a quedar plasmadas aquí, donde tu ya sabes.


Saber que muchos kilómetros más allá, hay una respiración que responde a la mía...

Todo está bien, donde debe estar.

Porque tú estás conmigo, y viceversa



domingo, 19 de febrero de 2012

14 de Febrero

Cuando me di cuenta, había pasado el 14 de febrero.
¿De qué lo llené este año?

De su nombre, claro. Como todos los días en esta primavera. Y de otras cosas. ¿De qué iba a llenarlo?

Me sorprendí al comprobar que no había sido la conmemoración de nada, ni una vela por los difuntos... No es que me hubiera negado a pronunciar sus nombres, es que ni si quiera los había recordado.

Creo que una herida se ha curado realmente cuando has olvidado dónde está la cicatriz.

Me sorprende la resiliencia humana.

sábado, 28 de enero de 2012

El citoesqueleto

El citoesqueleto es una estructura tridimensional dinámica que rellena el citoplasma y da forma a las células. Está compuesto de fibras encargadas tanto de la movilidad de la célula como del movimiento intracelular de...

Y ahí fue cuando se empañó mi vista.
Tema 11. El citoesqueleto. Y el gran vacío que me deja cada vez que escucho cómo se termina su voz.

Miro el teléfono móvil destrozado en el suelo.
No quiero hablar. Yo no necesito hablar.
Necesito un beso. Necesito un abrazo.
Necesito un olor, una mirada, una piel, unos labios.
Echo tanto, tanto de menos.




Que hasta mi citoesqueleto se quiebra.

viernes, 27 de enero de 2012

Estrellas fugaces...

...que recorren las mejillas del cielo.


Está triste porque echa de menos a su Luna.




No importaba quien colgara antes el teléfono. El resultado iba a ser el mismo.

miércoles, 25 de enero de 2012

Continua

No dejes que las lágrimas empañen el camino.

Si todo fuera siempre sobre ruedas, no podrías mostrar con orgullo la suela desgastada de tus zapatos.
Levanta y sigue, que aún queda mucho por aprender.

martes, 24 de enero de 2012

Quiero ser una piedra

-¡Qué egoísta por su parte!
-Y por la tuya.
-Cállate. Tengo cosas más importantes en las que pensar. 
-¿Más importantes? ¿Que Él? ¿En serio?
-...


Quiero convertirme en humo, evaporarme  
y así estar siempre en el aire que respires


Y lloras. Porque quieres y no puedes...
Pero eso Él no lo sabe.

Niña mimada

Estaba tan acostumbrada a tenerte disponible cuando yo dispusiera de tiempo que en cuanto me faltas me enfado con el mundo.
Pero como el mundo es muy abstracto y no puedo cargar sobre él, termino enfadándome contigo, por no estar cuando yo estoy.
Y es entonces cuando apareces con tus palabras, siempre justas, siempre comprensibles, siempre irrefutables, para refutar todos mis esquemas, derrumbar el enfado y mi egoísmo y ver que en realidad, sólo te echaba de menos. Demasiado.


Son dos relojes que se buscan entre horas, pero sus minutos no coinciden.

lunes, 23 de enero de 2012

Bro.

Echo de menos esos momentos en los que sólo estábamos tú y yo.
Y eso que, en realidad, nunca existieron...

Me acuerdo de Ella también; la añoro. Y en Ella otra; sigo sin saber qué pensar.



¿Puede echarse de menos algo que nunca existió?

martes, 17 de enero de 2012

Exámenes

En esta época desearía no tener relaciones sociales que mantener.
Un lapsus, un espacio de tiempo en el que todo el mundo olvidara que existo.
Espacio, aire, soledad y sosiego.
Mis libros y yo, sólo durante dos semanas...

miércoles, 11 de enero de 2012

Justo así

Es justo así como muero sólo con escuchar tu voz, la de verdad, cuando me dices "te quiero".
Pierdo el centro de gravedad, el punto de apoyo y la respiración y siento que caigo indefinidamente en una caída libre que se detiene suavemente unos instantes después del vuelo.
Y siempre, siempre, aterrizo en ti.


El lado de la cama

-A mí me gusta dormir de lado, sobre el izquierdo.
-Entonces tú duermes en el lado derecho de la cama.
-No, ¿por qué? Así miro la pared.
-No, no. A ver, ¿desde cuándo se miran los lados de la cama desde los pies?

domingo, 8 de enero de 2012

2012

Que tu nombre sigue siendo el primer pensamiento de cada mañana.


Llenar mis despertares de ti,
y que permanezca la sonrisa el resto del día.