La princesa no ríe, la princesa no siente.
La princesa persigue por el cielo de Oriente
la libélula vaga de una vaga ilusión.
Rubén Darío

En aquel tiempo yo tenía el sueño de una libélula entre los juncos del corazón.
Juan Carlos Mestre

En esos momentos de encuentro
entre la luna que sale y el sol que entra
las rojas libélulas.
Haiku

~Yo escribo lírica con sonrisas, en prosa.~
Tempus fugit. Carpe Diem








domingo, 22 de abril de 2012

Ilusa

Ilusa de ti si pensaste que no podía volver a ocurrir.
"Y es tan frecuente como extraño, si no puede hacerte daño no te hará feliz..."
-Saber que el riesgo existe no significa querer vivirlo.- Pero el café no responde nada. Y mientras tanto, se va enfriando.

Ya, quítate la capa de heroína. Ya no tienes que guardar silencio para controlar tu respiración. Ya no tienes que aparentar calma.

No sé hasta qué punto tiene sentido alimentar las ganas. No sé hasta qué punto es racional querer abrazarme con brazos ausentes ni sé...
Y aún así, hasta que no pueda más.

Es lo que tienen los animales con alas. Que pueden volar.- le dijo la libélula a la princesita.
Es lo que tienen los animales con alas...- Repitió la Princesita para recordarlo.


Tengo poco más que sonrisas para ofrecer. Y aún así...

sábado, 21 de abril de 2012

Aquellas horas

Echo de menos esas largas horas de descubrirme reflejada en tus ojos.
Esa sonrisa que se transformaba en suspiros para dejar salir alguna libélula. Esas estrellas fugaces desde sus ojos. Esas palabras que me pasaba horas releyendo hasta dejar el móvil sin batería.

Eran tiempos en los que no se hablaba de dinero ni de tiempo. Ni de heridas ni cicatrices.
Eran tiempos en los que sólo importaba la sonrisa permanente y, a veces, hasta estúpida.
No quiero creer que esas horas han pasado, no quiero creer que es el entusiasmo que ha dejado paso a la "monotoníadeltequiero".

Y creo que todo lo que estoy queriendo decir dando vueltas sin decir nada es que echo de menos aquellas horas, mis horas contigo y sólo contigo. Sin mis menos, sin tus más y viceversa.
Sólos tú y yo y nuestras libélulas.


"Llegó el momento de apagar las luces de neón
Sentarnos juntos, preguntar quién es, quién soy yo
Si el tiempo nos ha cambiado por completo
Si todavía queda algo de aquellas noches de verano
Cuando el sol nos sorprendía cada día desnudos en el mar
Muriéndonos de risa
Tratando de explicar cómo llegar tan solo con nuestros besos
Desde allí hasta el sol
Desde allí hasta el sol"




"Que te echo de menos. Y que te quiero"

A palabras necias

Y piensa cuántas veces se prometió no volver a ensuciarse la boca con su nombre.

Ahora queda escrito en tu hogar. ¿Vas a llenar la casa de promesas rotas?

"No hables si lo que vas a decir no es más hermoso que el silencio"

martes, 17 de abril de 2012

jueves, 5 de abril de 2012

creete la mentira

Créete la mentira o no podrás dormir. Créete que todo ha sido un mal sueño y que mañana despertarás como si nada hubiera ocurrido, como si las heridas no se hubieran abierto, como si no hubieras llorado, como si nada de esto fuera verdad.
Créete la mentira y duerme para poder despertar.



¿Cuántas horas pasarán hasta que me venza el sueño y deje de esperar palabras de su boca?

miércoles, 4 de abril de 2012

Calcetines

Tal y como preveía, te fuiste y yo me quedé. Me quedé con las ganas y una mancha que casi he conseguido borrar, la prueba de tu presencia en mi cama.

Leiva, con sus marionetas, me susurra al oído: Ya sé que todo está de más. Y sé cómo es de grande. La culpa pesa un kilo más para el que parte.
Pienso en ti y sonrío. Sé que en realidad no querías marcharte, aunque "por fin" llegara la hora.



¿Sabes? Llevo puestos tus calcetines.